Reseña «El curioso incidente del perro a medianoche», de Mark Haddon

Título: El curioso incidente del perro a medianocheel curioso incidente del perro a medianoche portada
Título original: The Curious Incident of the Dog in the Night-Time
Autor: Mark Haddon
Publicado en España por Ediciones Salamandra
Idioma original: inglés
Año de publicación: 2003
Género: narrativa juvenil de ¿intriga?
Número de páginas: 272 páginas

Perfil del libro en Goodreads
¿Te lo recomiendo?: ¡Sí!
Valoración: 9 de 10 (en pie y aplaudiendo)

Primera frase del libro:

«Pasaban 7 minutos de la medianoche».

¿De qué trata?:

Christopher es un chico de 15 años con síndrome de Asperger que un día encuentra al perro de su vecina asesinado (de una manera muy bruta, además). Así que decide investigar para descubrir quién lo ha matado y, a la vez, escribir un libro sobre todo ello. Pero, por el camino, averigua cosas sobre su propia familia que ponen patas arriba lo que creía saber.

Vale, ¿y qué me ha parecido?:

Me ha fli-pa-do el protagonista y la manera en la que está escrita la novela.

Esa es mi reseña hipermegarresumida.

Pero me explico mejor, va.

La historia está contada desde el punto de vista de Christopher, un genio de las matemáticas y de la ciencia que, además, tiene síndrome de Asperger. El autor logra transmitir de forma magistral la manera de pensar y actuar de una persona con autismo, consigue que empatices en todo momento con el protagonista y que sientas que el personaje te habla directamente a ti. Conectas con él, ves el mundo a través de sus ojos y le coges un cariño brutal.

Para ello, utiliza muchas explicaciones de cosas sencillas y muchas explicaciones de cosas más complicadas y curiosas (matemáticas, física, astronomía, etc.) y un montón de listas (me encantan las listas) y aclaraciones innecesarias (inocentes y tiernas) pero que para Christopher son imprescindibles.

«—Me cago en la puta, Christopher. ¿Eres estúpido o qué?
Eso es lo que Siobhan llama pregunta retórica. Lleva signos de interrogación, pero no se supone que tengas que contestarla porque la persona que pregunta ya sabe la respuesta. Es difícil detectar una pregunta retórica».

Y:

«—Estupendo, estupendo. ¿Qué te apetece echarte hoy entre pecho y espalda?
Echarse algo entre pecho y espalda es comer».

La forma de narrarlo, el propio ritmo de la novela, cambia según el estado de ánimo de Christopher. Cuando está nervioso utiliza más enumeraciones y sus explicaciones son más densas, se enreda un poco y precisamente todo esto transmite a la perfección lo que siente. Es, sin duda, una de las características que más me han gustado de la novela. Un aplauso (entre muchos otros) para el autor.

En realidad, El curioso incidente del perro a medianoche está compuesto de detalles que lo convierten en un libro fantástico. Uno de esos, que me ha flipado, es el gesto que Christopher y sus padres se dedican para decirse que se quieren. Como no le gusta que le abracen, se tocan las manos. Y me parece maravilloso (Christopher es maravilloso).

«Padre estaba de pie en el pasillo. Levantó la mano derecha y abrió los dedos formando un abanico. Yo levanté la mano izquierda y abrí los dedos formando un abanico e hicimos que nuestros dedos se tocaran. Hacemos eso porque a veces Padre quiere abrazarme, pero como a mí no me gustan los abrazos, hacemos eso en su lugar, y así me dice que me quiere».

El final (y sin ánimo de hacer spoiler), además, me ha encantado. Tierno, esperanzador y, sobre todo, motivador e inspirador. Aplauso, aplauso, aplauso.

Vamos, que El curioso incidente del perro a medianoche es una historia de la leche para aprender un montón sobre el síndrome de Asperger y conocer a un personaje tan magnífico como Christopher (y no tanto —o para nada— una novela de misterio sobre quién mató al perro del vecino, que es como la venden).

P.D.: Quiero tatuarme el dibujo de un dinosaurio que hace Christopher. Palabrita.

Frase destacada:

«A veces nos ponemos tristes por algo y no nos gusta decirles a los demás que estamos tristes por eso. Preferimos guardar el secreto. O a veces estamos tristes pero en realidad no sabemos que estamos tristes. Así que decimos que no estamos tristes. Pero en realidad lo estamos».

Libro del mismo estilo que también podría gustarte:

el_proyecto_esposa_portadaEl Proyecto Esposa, de Graeme Simsion: Don Tillman tiene 39 años, es profesor de Genética en la Universidad de Melbourne y tiene síndrome de Asperger. Quiere encontrar esposa pero no logra una segunda cita con la misma mujer. Por eso, crea un algoritmo para encontrar la esposa perfecta. Aunque, por el camino, conoce a Rosie, que dista mucho de toda esa perfección que busca.

Este libro me lo leí en 2015 y me encantó. Bueno, en realidad, el protagonista me encantó porque, como Christopher de El curioso incidente del perro a medianoche, es maravilloso. La historia gira en torno a él, a sus excentricidades, sus manías, su inocencia, sus genialidades, a su manera de ver la vida. Es una lectura fácil y muy divertida. ¡Os la recomiendo!

Anuncios

2 comentarios en “Reseña «El curioso incidente del perro a medianoche», de Mark Haddon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s