Lecturas de mayo

La verdad es que en mayo he leído bastante y, por eso, gana la cantidad, sí, pero no la calidad. Salvo un par de ellos, la mayor parte de los libros no me han gustado especialmente o no me han convencido del todo.

Te cuento.

Seguir leyendo

Anuncios

La ficha de personaje [descargable]

No descubro nada nuevo al decir que la creación del personaje es parte fundamental de la elaboración de una historia. Si estás pensando en escribir una, sea del tipo o la extensión que sea, tarde o temprano (mejor temprano) tendrás que dedicar tiempo a desarrollar el personaje o personajes principales y secundarios.

Pues bien, a la hora de organizar tu historia, la ficha de personaje es una buena herramienta para pararte a pensar cómo va a ser, qué papel va a jugar en la trama, a qué personas conocerá… y, además, siempre podrás recurrir a ella en cualquier momento si de repente no te acuerdas de cuándo era su cumpleaños, cómo perdió el dedo gordo del pie o el nombre de su abuela.

Seguir leyendo

Lecturas de febrero

«¿Y qué me importa a mí lo que has leído en febrero, Cintia?». ¡Qué buena pregunta! Supongo que nada, pero tómate esta clase de entradas como minirreseñas o pequeñas cápsulas de opinión sobre libros. Al menos, esa es mi intención.

Durante el mes más corto del año he leído un total de seis libros y esta vez también ha habido de todo: géneros variados, y novelas que me han gustado mucho y novelas que no me han gustado nada. ¡Te cuento!

Seguir leyendo

¡«Sin hache intercalada» cumple un año!

¡El blog cumple un año! Ayer, 8 de febrero, hizo doce meses desde aquella primera reseña de George, de Alex Gino, libro que me encantó y, por ello, inauguró este pequeño rincón.

El cumpleaños me ha pillado por sorpresa, para qué te voy a engañar. Se me había olvidado por completo. Pero esta mañana, muy sabiamente, Facebook me ha recordado un post en el que hablaba de que ¡había creado un blog!, de que había pasado un año de eso. Y, claro, no sé a ti, pero a mi con los cumpleaños me da por echar la vista atrás, reflexionar, pensar en las cosas buenas y malas que me han pasado en el último año, en lo que he conseguido… Así que he hecho más o menos lo mismo, pero centrándome solo en «Sin hache intercalada».

(Sin duda, una de las mejores cosas de 2017, a título personal, fue decidirme y crear por fin este blog).

Desde George, ha habido más reseñas (22 concretamente), resúmenes mensuales de lecturas, consejos sobre ortografía y cosillas varias relacionadas con la literatura y las palabras. En total, 46 entradas hablando de lo que a mí me va.

Primer aniversario blog

De estos doce meses me llevo la constancia de escribir cada semana aquí, de tener un hueco para hablar de varias de las cosas que más me gustan y compartir con otros la pasión por estos temas.

Y no descubro nada nuevo si también te cuento que ha habido momentos de frustración en los que he estado a punto de abandonar. Creo que la mayor parte de personas que tienen un blog han pasado por ello. Solo unos pocos logran un «bombazo» con el suyo, lo petan y de repente les llueven los libros y las colaboraciones y blablablá. De ahí que llegasen preguntas como: ¿Para qué voy a continuar?, ¿de qué sirve? Y tuve que darme cuenta realmente de que escribía y mantenía un blog simplemente porque disfruto con ello, porque me encanta escribir, leer, corregir textos, hablar sobre todo ello.

Así que sigo. Quiero renovar su aspecto, actualizar contenidos, lavar un poco la cara a «Sin hache intercalada», para hacerlo aún más mío, más acorde a mí y a lo que se me pasa por la cabeza, para sentirme más cómoda y a gusto. Tocan semanas de pensar en ello, de diseñar, de planear y renovar. Para seguir, al menos, otros doce meses más.

¡Gracias a todos los que pasáis por aquí, leéis, compartís, comentáis!