Lecturas de abril

Ya ves, otro mes más.

(¿Otro ya? ¿En serio?).

En términos generales, las lecturas de abril han sido mejores que las de marzo, o, al menos, salvo una, todas me han gustado. No me han flipado ni se han convertido en «libros de cabecera», vale, pero sí me han entretenido bastante. ¿La mejor de todas? «La quinta ola», de Rick Yancey, del que ya hablé en esta otra entrada.

lecturas_abril_1

Monstruos, de Ilsa J. Bick (6)
Tercera parte eteeerna de la trilogía «Cenizas» con un final más que aceptable. Hice una reseña sobre la saga en este post.

¿Y de qué va? Alex tiene 17 años, un tumor cerebral y una pistola, por lo que decide irse a un paraje natural con la idea de suicidarse. Pero, estando allí, ocurre una movida muy rara: de repente nota un zumbido y un dolor intenso en la cabeza. Cuando vuelve a despertar, los aparatos eléctricos no funcionan y el mundo tal y como lo conocía ha cambiado: muchos adolescentes y jóvenes se han convertido en seres parecidos a zombis. Y entonces comienza la lucha por sobrevivir.

Just Listen, de Sarah Dessen (6)
El gancho de la novela, o su punto más positivo, son sus personajes. No tiene una gran trama, pero sí a Owen Armstrong y mucha música. Entretenido; lectura fácil y amena.

¿De qué va? Hasta el curso anterior, Annabel era una de las chicas más populares, pero cuando su mejor amiga y «abeja reina» se pone en contra, pierde su estatus en el instituto y nadie quiere relacionarse con ella (ni que tuviese la peste, vamos). En esas está cuando poco a poco entabla amistad con Owen, un chico solitario con fama de violento que se pasa el día escuchando música.

Yo, Simon, Homo Sapiens, de Becky Albertalli (7)
Otra lectura fácil que entretiene bastante. Eso sí, no llego a entender del todo por qué ha tenido tanto éxito y ha gustado a tanta gente.

PERO, eso sí, me ha ENCANTADO que muestre la relación amorosa adolescente de dos chicos, cosa que no suele suceder todavía hoy en la literatura juvenil. Que se cojan de la mano y se digan moneces y tengan citas y cosas así. En ese aspecto, un aplauso para la autora.

¿De qué va? Simon, un adolescente gay que todavía no se lo ha contado a nadie, se escribe correos electrónicos con otro chico al que no conoce en persona. Un día, un compañero de instituto descubre sus e-mails y le chantajea con difundirlos si no le ayuda a conseguir una cita con la chica que le gusta (amiga de Simon).

La chica miedosa que fingía ser valiente muy mal, de Barbijaputa (7)
Una historia entretenida, divertida, cercana y con reflexiones sobre el feminismo que comparto totalmente. Hablé del libro en esta entrada.

¿De qué va? Bárbara es una chica de veintitantos que se muda a Madrid para comenzar a trabajar como auxiliar de vuelo. En esta nueva etapa, viaja a un montón de países, conoce gente y, sobre todo, se enamora de (tal cual dice ella) El Hombre Más Maravilloso del Mundo (EHMMDM).

 

lecturas_abril_2

La quinta ola, de Rick Yancey (7)
Muy entretenido, con una historia original y personajes que me han caído bien. Como ya dije más arriba, es el mejor libro que leí este mes. Y también hablé sobre él en esta otra entrada.

¿De qué va? Tras una invasión alienígena, tenemos, por un lado, a Cassie, que intenta sobrevivir como buenamente puede y que, mientras se las apaña para rescatar a su hermano, conoce a Evan. Por otro lado, está Zombie, un chaval al que entrenan en un campamento militar para acabar con esos alienígenas.

La hipérbole del maletín, de Josep Lluís Mestres (3)
La premisa de la que parte el relato es interesante: a Mateo le ha ocurrido algo en un hotel (con un cadáver de por medio) que le ha llevado al hospital, pero no recuerda el qué. Acompañar al protagonista hasta descubrir qué le ha pasado me llamó la atención desde el principio y me apetecía ver cómo el autor desarrollaba la historia. Estaba dispuesta a que me sorprendiese.

Pero, por el camino, perdí ese interés inicial precisamente por el desarrollo de la trama. Todo sucede muy deprisa y hay tantas cosas que no se explican que resulta demasiado confuso. El final me ha resultado decepcionante, precisamente porque esas dudas que me surgieron quedan sin resolver.

Esto no es una historia de amor, de José A. Pérez Ledo (7)
Me ha gustado bastante, sobre todo por el personaje protagonista, con quien me he sentido muy identificada en muchos momentos y quien me ha parecido irritante en otros. Supongo que como la vida misma.

Además, me ha flipado la manera en que está escrita la novela, por su originalidad y su naturalidad y su sentido del humor. De esas veces en las que pienso que yo también quiero escribir así.

¿De qué va? Dani no cree en el amor, o no, al menos, como nos lo cuenta Hollywood. Además es escritor aunque todavía no ha encontrado esa «gran historia» para contar; se dedica a redactar biografías de grandes empresarios como regalos de jubilación, algo curioso que le lleva a conocer a Eva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s